Amigo Carpintero ¿Por qué prensar al calor?

Son muchos los beneficios que se pueden obtener prensando al calor y notorias las diferencias frente hacerlo de forma “fría”.

 

Comencemos con las diferencias.

Prensar al Frio, es un proceso totalmente artesanal, muy manual, que requiere dedicación, tiempo, técnica y cuidado.

Prensar al Frio, inicialmente, puede parecer un proceso más económico porque no necesita de maquinaria, ni de equipos, o disponer de grandes espacios; pero en el largo plazo, es un proceso engorroso, muy lento y costoso; y no garantiza la mejor calidad. 

¿Por qué costoso? Porque requiere mucho tiempo del operario para todos los procesos que involucra, técnica dedicación y cuidado. El uso del pegamento adecuado, técnica de esparcido homogéneo y tiempo de adhesión por presión; además en este proceso manual, es prácticamente imposible garantizar una calidad óptima, trayendo como consecuencias garantías, cambios, reparaciones y posibles insatisfacciones del cliente final, con el posible riesgo de perderlo para siempre, lo que saldrá supremamente costoso para quien presta el servicio.

Mientras que, Prensar al Calor, es un proceso tecnificado, muy rápido, de altísima calidad a muy bajo costo. Una prensa al calor, como la que tenemos en Maderable, puede trabajar temperaturas de hasta 80 grados centígrados, nuestra maquina tiene una medida de  1,35 mt x 3,05 mts lo que nos permite prensar tableros de 183*244

Valorando los beneficios.

El ahorro del tiempo en el proceso de Presando al Calor, sumado a la altísima calidad en los acabados, permite una reducción inmediata de costos de personal, incremento de tiempo productivo para otras labores, disminución (casi a cero) de quejas relacionadas con calidad, aumento de la satisfacción del cliente final y mejora de la rentabilidad y los ingresos.

No lo dudes más y prensa al calor en Maderable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping Cart (0)

Carrito